MIS CUATRO LIBROS EDITADOS

MIS CUATRO LIBROS EDITADOS

jueves, 24 de noviembre de 2011

LA LECTURA EN LAS ESCUELAS PÚBLICAS

video
        Estando en la reunión literaria de Mar de Ajo, hice una ponencia intitulada "La lectura en las escuelas públicas". Con mi cámara y con la buena disposición de mi hija Elisa, pudo filmar casi todo para Vds. Espero les guste. Será un viaje y podrán enterarse de mis palabras.Y al final, si quieren... pueden aplaudir, jajajaja.
       En la primera parte cuento la experiencia que he tenido cuando leyeron mis libros en la escuela de mi barrio.Mi primer visita fue cuando terminaron la lectura de "Un viaje al pasado". Luego sigo visitándolos y me reciben siempre con los brazos abiertos. Docentes y alumnos.
video


     A continuación leo lo redactado por la docente Alejandra, que no pudo estar presente.

video
         En el siguiente está la parte donde Alejandra comenta la visita de los padres del  escritor fallecido Adrian Merel (amigos míos), y parte de la conversación que tuvieron los chicos con el padre del mismo.

video
        Y la parte final de mi disertación.  Supongo que  les ha gustado.  
video
                               
                                  Espero sus comentarios...




Editado por Eliane Bösch



miércoles, 16 de noviembre de 2011

ENCUENTRO LITERARIO EN MAR DE AJO

    Aquí estoy de nuevo... He vuelto de la Marathonica de Mar de Ajo, encuentro con los escritores y poetas muy cansada pero RE FELIZ. Fueron cuatro días de intenso trabajo. Estuvo muy lindo e interesante con muchas ponencias, presentación de libros y lectura de cada uno de los participantes.
    Nombro algunas presentaciones de libros: Remebranzas por Matilde Godoy / El grito del silencio por Roberta Leiden Fontanini,/ Homenaje de amor y otras yerbas de Roberto De Vita/  La Avispa de Marcela Predieri y todos sus colaboradores de Mar del Plata / Vuelo rasante de Marite Simon / Invierta un hijo de Marcela Predieri, etc.etc. 
    Las ponencias fueron: La voz del narrador por Mauricio Moday / Objetividad y subjetividad:prosa en tiempos de Internet por Carlos Rigel./ Creer y Crear por Zulema Fourcat/ La lectura en las escuelas públicas -con Edito un libro planto un árbol por la escritora Eliane Bösch (la conocen seguramente!). Además hubo diversas charlas, todo mechado con rondas de lectura de todos los escritores presentes (alrededor de 70 personas). Y como un gran broche de oro tuvimos un seminario sobre Arte y locura por el renombrado Dr.Vicente Zito Lema.
     Era tanto el trabajo que no pudimos ir a la playa, pues el veranito se acerca y en el fin de semana pudimos ver gente en la misma... saqué fotos desde mi balcón.
    También tuvimos momentos de mucha risa... algunos cuentos leídos por Ana Pocorena nos hizo llorar de risa y cuando lo hizo junto a Victor Clementi como Bill Lamen no podíamos parar de reír!
     El sábado a la noche tuvimos gala musical, con la presencia de Roberto García Bösch, que vino en moto con su guitarra acústica para deleite de todos.Obviamente se habrán dado cuenta que es mi hijo... y logró que los escritores cantaran todos juntos, bien fuerte.¡ Todos felices!
     
     Referente mi ponencia voy a poner en mi próxima entrada, todos los videitos que se hicieron en el transcurso de la misma, así pueden oírme y pensar que están allí.Filmación a cargo de mi hija Elisa que también leyó sus poesías.


     A continuación pongo el video donde leo mi primer poema escrito, con mis comentarios. Espero les guste...
video


    Editado por Eliane Bösch

martes, 8 de noviembre de 2011

La remera . cuento de Eliane Bösch

     En los próximos días estaré en el encuentro literario de Mar de Ajo. Mientras tanto les dejo el último cuento mio.  Espero que les agrade, es tipo romántico-deportivo...



                                      La remera

    Todos los miércoles y sábados iba a su club y sacaba el bote de entrenamiento. Salía a remar por los ríos del delta del Tigre. ¿Porqué? Se estaba entrenando pero sólo por gusto. Le encantaba hacerlo y le gustaba el contacto con la naturaleza. Lo había tomado como una rutina  y no faltaba ni un solo día. Tenía pautado en su trabajo, el asueto del miércoles.

    Este día Alejandra, se había cruzado en el río con chicos que entrenaban para el equipo de Argentina, suponía que para los juegos Panamericanos o las Olimpíadas. La saludaron pues ya en otras oportunidades se habían visto.

    Al finalizar su hora de entrenamiento volvió al Club y después de entregar el bote, se dio una ducha y pidió un té en la confitería .

    De repente vio llegar un señor con traje, acompañado de un muchacho al que le vio cara conocida: era uno de los remeros que la saludaban. Al acercarse comprendió que se dirigían a ella. Después de las presentaciones le informaron que habiendo visto su entrenamiento, querían preguntarle si no quería integrar  el equipo de Argentina. Ella estaba sorprendida y no sabía que decir. Después de una larga charla, aceptó.

    Y así empezó a trabajar junto a los otros remeros. La probaron en velocidad y en resistencia y los resultados fueron muy satisfactorios.

     Había mucho compañerismo y ella fue muy bien recibida. Pero quien realmente estaba siempre junto a ella, alentándola, era Roberto que la había “descubierto”. Cuando terminaban, el la acompañaba a su casa y las charlas eran cada vez más interesantes.

     Al fin llegaron los Juegos Panamericanos y Alejandra tuvo su lugar en un bote single. El día que corrió, entre los espectadores estaban todos los remeros.

     Fue un final electrizante… iba prácticamente cabeza a cabeza o mejor dicho remo a remo con la canadiense. Faltando poco para la meta, Alejandra sacó fuerzas de su interior y con unas fuertes remadas llegó primera . La explosión de alegría del sector de los argentinos fue enorme.
En su primera intervención había ganado la medalla de oro para su país. ¡Que orgullo!

     Cuando bajó del bote, la rodearon sus amigos remeros pero entre ellos, Roberto fue el que le dio un abrazo muy especial. Ambos sentían algo muy profundo que iba más allá de la amistad. Alejandra aparte de la medalla de oro consiguió algo muy preciado: el amor!



Eliane Bösch

                             Hasta la vuelta...

Editado por Eliane Bösch