MIS CUATRO LIBROS EDITADOS

MIS CUATRO LIBROS EDITADOS

lunes, 27 de diciembre de 2010

ELIANE... FOTÓGRAFA !!

Para fin de año, vamos a divertirnos un poco. Resulta que a mi me encanta sacar fotos!
Pero, cuando saco objetivos en movimiento, cuando apreté, el objetivo se movió y no sale centrado, como está:
Pero, en algunas las pienso y por ejemplo de esta:
Ahí, la volví a tomar, apretando cuando estaban así y pude sacar esta "obra de arte"


Y para terminar, en la mágica Nochebuena, pensando sacar a mi hijo bailando con su hija, apreté y me salió esta foto que podría ir a una exposición, pues mi hijo haciendo la posición de GRULLA PARA KUNG FU, es completamente insólita!


Quiero aprovechar, para desearles a mis amigos bloggeros, que tengan un muy Feliz Año Nuevo. Les deseo todo lo bueno para este nuevo año, con mucha felicidad, en compañía de sus familias. Y en el 2011 seguiremos "hablando", como hasta ahora, que esto es un alimento del alma de cada uno. Muchas gracias por sus comentarios!

Editado por Eliane Bösch

Me tomo un pequeño descanso y volveré con Vds.a mediados de Enero.
Hasta la vuelta...

lunes, 20 de diciembre de 2010

LA FIESTA DE CUMPLEAÑOS

Para desearles Felices Fiestas, les voy a detallar la FIESTA DE CUMPLEAÑOS por sus 15 años, de mi nieta Nadia, que fue el 10 de diciembre pasado. Esto se estila en la Argentina y no se si en otros países también se usa. Por lo menos en Europa no lo hacen... latinoamérica, no lo se, espero sus comentarios.
Voy a detallar lo mejor posible, todo el acontecimiento desde las 10 de la noche, hasta las 6 de la mañana del día siguiente, con mi presencia, entre 150 invitados.
Las fotos fueron sacadas por mi... había un fotógrafo que le hará el álbum y un video, pues fue filmada toda la fiesta.
En este primer wallpaper, tenemos el detalle de las mesas, al costado el portavelas con 15 unidades que la cumpleañera entregará a sus amigos y sus padres.Al lado se ve un libro grande, verde, que lleva fotos grandes, bellas de Nadia, que fueron sacadas ,por el fotógrafo, una semana antes. En este mismo book, todos podían ponerle sus comentarios. Y luego saqué parte de la mesa de las tortas (tres) en forma de corazón, los vasos para el brindis y el champagne en el hielo.
Los comensales llegaron entre las 10 y las 11 a quienes se les sirvió gaseosas con unas entradas deliciosas (sandwichitos, empanaditas pequeñas, media lunas pequeñas, calientes, con jamón y queso, pequeñas brochettes, en fin una delicia). Luego se acomodó a la gente en las mesas y de repente... se apagan las luces y por los monitores de todas las paredes se empezó a ver un video de Nadia, chica, con sus padres, su familia,y sus amigos y en un momento, muestran una filmación real de un coche, llegando al parque del salón, adornado con grandes moños, manejado por Ernesto el hermano de la niña, y saliendo mi hijo, dándole la mano a su hija y la cámara les toma la cara sonriente de ambos, saludando nos con una mano.

Ahí se corta...y si no estabas emocionado todavía, pues ahora viene algo de lo más profundo. Luces apagadas, empieza la música de Brian Adams,"Everything I do, I do it for you!", pero cantado en castellano...por la cantante Gelly o sea la madre de Nadia, acompañada con la guitarra del padre (grabado anteriormente). Se abren las cortinas y entra la cumpleañera del brazo de su padre... aplausos...y emoción... emoción! (Estoy escribiendo esto con mis ojos nublados...!).
Luego la niña empieza entrar, sola por un camino flanqueado por sus amigos con una rosa para entregarle y un abrazo fuerte, como se verá en las fotos.

Aclaro que la madre tenía la rosa 15 que cuando se la da a su hija, se funde con un abrazo y con el padre mirando, también emocionado... no se como pude sacar esta foto, pues mis ojos estaban muy mojados!!jajaja
Y en seguida por altoparlante piden la presencia de Nadia con su padre, en la pista, para bailar el vals.Lo bailará con el hermano y todos sus familiares y todos sus amigos... el fotógrafo toma una foto de cada uno.Yo hice lo que pude...


En este wall se ve la mesa principal y luego la mesa del corte de la torta.
Mientras tanto, hubo baile, cena con ravioles o canelones o agnollotis, luego llegó la carne en un carrito, incendiada y la cumpleañera tuvo que cortar para la foto y los mozos nos trajeron una carne muy rica, con papas noisette y champignones. Luego otro rato de baile y a retirar el postre en la mesa de dulces que había desde tortas, lemon pie, mousse de chocolate, helados y muchas cosas más que no recuerdo.
Y siguió el baile...y...si ahí la ven, esta abuela también bailó!jajaja Y luego llegó lo que llaman el carnaval carioca, donde nos daban el cotillón y a disfrazarse y seguir bailando.

Hubo mucho más... la entrega de velas con palabras muy bonitas de Nadia, un show que bailo con algunas amigas, la cumpleañera, con una coreografía preparada por ella.Palabras de sus amigos que la quieren muchísimo.
De los souvenirs hablaré en otra entrada.
A las 5.30 de la mañana nos dieron un café con leche con media lunas para desayuno! Y al salir, esta abuela trasnochadora, se encontró que... había salido el sol!!!  jajajaja

Editado por Eliane Bösch


sábado, 11 de diciembre de 2010

EL CUENTO DE ELIANE, que recibió una mención en un concurso

He tenido la alegria de recibir una mención por un cuento mio que presenté en un concurso de Punta Alta, Provincia de Buenos Aires, Argentina.
A pesar de que es un poco largo, lo voy a transcribir aquí para su lectura, con un pequeño corte al medio para que lo puedan leer en dos veces, si les resulta largo.
Este cuento fue por la inspiración de mi segunda musa, por eso aparece en los wallpapers.

LA FICCIÓN SE MEZCLO CON LA REALIDAD, por Eliane Bösch


Hacia ya quince días que estaban filmando la película, en los sets de Austria. La autora del libro también era responsable del guión. Había pedido para el rol principal a Franz Hauser, un actor muy completo. Buen actor, cantante, muy buen bailarín, experto en artes marciales… hacia  unos pocos años que había triunfado en varias películas. Soltero, vivía cerca de Viena, en una hermosa casa con pileta y equipos para gimnasia, donde todos los días hacía sus ejercicios bajo la supervisión de un experto. No se le conocían amoríos, aunque si quisiera, tendría mujeres a montones, que deseaban acercarse. En su trabajo era muy exigente… ensayaba todo lo necesario para que la escena saliera perfecta. A la autora, Ursula Bogen, le gustaba cuando el le sugería algún pequeño cambio en el script… para mejorar. Empezaron a trabajar muy bien juntos, desde un principio se entendían perfectamente.

Ese día, iban a empezar a filmar una escena musical, ya ensayada, con el actor y la actriz de reparto, Missy , que aún no había llegado. El director empezó a impacientarse por su tardanza y la mandó llamar al celular. Finalmente, contestó una amiga, informando que se estaba operando las caderas para embellecerlas. Completo revuelo… director enloquecido, actor nervioso… querían filmar todo el baile para ver como salía, pero si el actor no tenía su compañera, no sabían como hacer. Estaban conversando para ver si lo podía hacer solo, dejando un espacio en el lugar de Missy, pero era muy complicado. Entonces Ursula se les acercó y dijo:
 - si quieren, para la prueba, yo puedo hacer de Missy, pues conozco todos los pasos. Ambos la miraron  asombrados… pero,¿ ella era bailarina? No, pero sabía todas las coreografías… Franz lo miró al director y este dijo:
- probemos! -
Llamaron a todos a escena, se pusieron en posición, y empezó la música. Todos empezaron con los pasos ensayados y ella los seguía perfectamente. El director sonreía…y el actor… la miraba asombrado. Llegó el momento que ella debía hacer dos giros y caer en sus brazos… ahí hubo un pequeño destiempo, pero Franz la pudo sostener a tiempo y todo salió bien. Tuvieron que parar y empezar de nuevo varias veces, pues el director corregía los errores del entorno y estaba muy
ocupado. Franz estaba preocupado… no, porque no saliera bien, por el contrario, todo iba perfecto… pero el contacto de sus manos, su cuerpo, lo estaba afectando. Tenía el pulso acelerado…estaba como perdido… no pensaba bien! En un momento pidió un pequeño receso y se fue al baño donde se lavó la cara, se miró en el espejo, y no podía aclarar nada de lo que sentía.

Cuando volvió, ella se acercó y le pidió disculpas por sus pequeños errores, pero el la tranquilizó:

-No, Ursula, estoy asombrado, lo haces todo muy bien. Quizá sea yo que me tengo que acostumbrar a ti… pero vas a ver que va a salir todo bien. –

-Estás hablando como si yo fuera a seguir filmando… recuerda que solo hago el reemplazo–

Y cuando el le iba a decir, lástima,  el director dijo que estaba pensando seriamente en cambiar a Missy por Ursula… y a continuación pidió : Acción.

Siguieron todo el día… y al final , ella empezó a tener calambres y decidieron terminar allí.

Director y actor se preocuparon por el cansancio de Ursula. Este último le dijo que debía hacer ejercicios de relajación…y que su profesor le podía hacer masajes. El conocía mucho esto, pues en las artes marciales se endurecen los músculos y siempre duele. La invitó a la casa y llamó al masajista. Ella estaba verdaderamente dolorida y aceptó.
Cuando llegaron, ya la estaban esperando y pasó a una habitación con camilla. Ahí empezó el tratamiento y Franz desapareció para volver a la media hora con un vaso de bebida. Ella se sentía mucho mejor y lo miró con la bebida, observando curiosa. El se sonrió y dijo:
- toma, bebe esto, -

Ella empezó a tomarlo… tenía un gusto muy raro, pero no preguntó. Al terminar, se incorporó, le agradeció al masajista y se iba a retirar, cuando se le doblaron las piernas y si Franz no la sostiene se caía. .Entonces, le dijo :
- la bebida es también relajante, así que tendrás que quedarte esta noche aquí. No te   
preocupes . Mañana nos vamos juntos al set. Tengo una habitación para ti y
haré mi cena doble, así puedes comer sano y descansar para estar perfecta mañana.

Ella abrió la boca para hablar, pero el la guió hasta un sillón para que se sentara…y sin más se fue a la cocina, que estaba allí cerca, a preparar la comida.

Ursula se puso a pensar…qué estaba haciendo aquí? ¿qué eran esos sentimientos raros que sentía? Caramba… debía reconocer que tanto en el baile, como ahora cuando la tomó con sus manos, se sentía… muy bien, feliz… caramba, le gustaba!¿ Que significaba esto?  Estaba aturdida, que junto con el cansancio, no la dejaba pensar claramente.

En seguida le trajo una buena comida, en base a cereales y verduras… comió casi sin hablar. El la observaba y tampoco decía mucho. Al fin la acompañó a una habitación, le preguntó si necesitaba algo más, y le dio las Buenas noches.

Ambos se acostaron y ambos, antes de dormirse, pensaban en el otro.

A la mañana siguiente continuaron las filmaciones. Ella estaba muy recuperada, y su baile mejoraba a medida que se daban los nuevos pasos. En un momento el director dijo:
 -, listo, filmamos las escenas del baile para imprimir, y agregamos los diálogos –

Las primeras escenas hubo que repetirlas varias veces, pues Ursula estaba nerviosa por su debut de actriz. Pero poco a poco, tanto el director como su pareja la apoyaron y le dieron confianza.

Al final del día, el trabajo realizado fue muy satisfactorio.

Cuando Franz la invitó otra vez a su casa, ella se negó diciendo que tenía que preparar los script de los próximos días, pues estaba muy atrasada.

Cuando llegó a su casa, tomó un jugo de frutas y en lugar de ponerse a trabajar, se tiró en la cama. Estaba exhausta: entre el baile, los nervios de la actuación y esta sensación que sentía…y se quedó dormida. La despertó un insistente sonido… era el teléfono. Al estirarse para atenderlo, un terrible calambre, hizo que su “hola” fuera un lastimero grito. Franz en seguida, con voz preocupada preguntó:
     - ¿Qué te pasa? –
-  nada , sólo un calambre en las piernas , ay, no puedo moverme! –

quédate quieta. En seguida voy para allá! –

Ella quiso negarse pero ya había colgado. Entonces, trato de incorporarse, masajearse las piernas, pero seguían doliendo…cuando el llegó apenas pudo llegar a la puerta para abrirle, y allí se caía cuando el la alzo y la llevó a la cama. Ahí, empezó a masajearla con fuerza… poco a poco los músculos se relajaron… y el dolor se fue. Cuando paró y el le preguntó si se sentía mejor, ella…
empezó a llorar! El no sabía que hacer, que le pasaba, le secó las lágrimas con las manos, y acercándose le besó los ojos y la frente…la abrazo fuerte… no sabía como consolarla! Ella dejó de llorar, puso sus brazos alrededor de su cuello y con voz quebrada le dijo:
      - no se que me pasa! –
-  no te preocupes, los calambres son porque no estás acostumbrada al baile … vamos a pedir que descanses por lo menos un día… no habrá problema, y te vas a poner bien…! –
-   no, de lo que no se, es que me pasa con mis sentimientos! –

El entonces, la abrazó bien fuerte y la miró con su mirada penetrante. No hicieron falta palabras…todos los sentimientos de ambos hablaron… y el empezó a besarla en las mejillas, aun húmedas por las lágrimas…para terminar en su boca que lo esperaba ávida!

Los siguientes días adelantó mucho la filmación; le dieron a ella el contrato por su actuación, e inclusive cambió uno de los guiones, poniendo un beso final. Esta escena salió perfectamente, sin necesidad de ensayo. Todos los días se iban juntos a la casa de el… por los calambres! Es decir estaban viviendo juntos aunque no dijeron nada.

La película se estrenaba primero en Viena, luego en Paris y Londres. Y con mucho éxito… destacándose la labor de ambos.–  O sea eran una pareja feliz!

Así es como se mezcló la realidad con la ficción!

Editado por Eliane Bösch

                                          AGRADECERÉ SUS COMENTARIOS.

lunes, 6 de diciembre de 2010

MI VIAJE A SUIZA . más comentarios


                                

Continuo con los comentarios, de mi viaje a Suiza en el año 2008, mietras que preparo la entrada con mi cuento.

En este país, son todas ciudades muy antiguas, la mayoría con caminos adoquinados, y para andar por el centro, por los negocios, los coches se debían estacionar bastante alejados. Como yo ya tenía problemas con mis rodillas para caminar, el marido de mi prima Alice me consiguió una silla de ruedas y así me llevaban por todos lados. Cuando me acuerdo todo lo que hicieron por mi bienestar,  mi corazón rebosa de agradecimiento. Además, tenía el privilegio de ir en el coche, sentada adelante, o sea que mi visual era muy buena.
Con mi prima, a la tarde, decíamos que era la hora del “Kaffe mit kuchen” o sea el café con torta!  Y me encantaba porque nos sentábamos en las mesitas en las veredas a degustar tortas muuuuy ricas y a mirar pasar la gente. O cerca del río Rhin… o en Berna, atendidos por una moza de Cuba.

A mi me llamaba la atención ver gente por la calle, con turbantes, ropa típica de otros países, gente de raza muy negra, caminar normalmente.

En Berna, fuimos a un negocio de recuerdos y mi prima comentó que yo venía de Argentina y en seguida me trajeron el libro de visitas para que yo deje mi comentario…

La gente muy amable, en los negocios se habla varios idiomas (alemán, francés, italiano e inglés).

Me encanta comprar cosas típicas para traer para mi familia… para mis nietos conseguí la remera de fútbol del equipo de Basilea, un montón de chucherías, una cortaplumas Victorinox, grandota, para mi hijo, y… chocolate de distinto tipo, forma y color…jajajaja  A mi prima le gustaba como yo compraba… me decía que no perdía tiempo… “ quiero algo así, llevo tres, y otro más grande…” etc. Llevé unos collares para las mujeres y yo iba al estante, tomaba uno y decía: . Este para Elisa, este para Leonela, este para Carolina, este para Gelly y este…ahh…este, para mi! –
¡Que feliz que me sentía haciendo esas compras!

Los wallpapers que hice, son el primero paseando a orillas del Rhin, el puente cruza y comunica las dos partes de Basilea. El segundo, una vista de Berna, su calle donde hay más plata (o sea los bancos...jajaja) y yo disfrutando de tortas...el último se ve una parte de la cancha de Basilea y mis tres nietos varones con la camiseta del fútbol club de Basilea. Por cierto, estando yo allí, este equipo salió campeón de Suiza.
Estos comentarios me hacen recordar el viaje tan bonito que hice...

Editado por Eliane Bösch