MIS CUATRO LIBROS EDITADOS

MIS CUATRO LIBROS EDITADOS

viernes, 29 de agosto de 2014

Aniversario Blog Mi musa inspiradora



      ¡Que horror! Me acabo de recordar que el mes pasado fue el aniversario de este blog. Claro me distraje entre el Mundial de futbol y presentación de mi libro....y por lo visto mi memoria me jugó una mala pasada!

      Pero, como dicen, que nunca es tarde...

      Quiero agradecer a todos mis fieles seguidores y decirles que tengo una gran felicidad cuando veo un comentario de Vds.en las entradas. Para mi es muy importante vuestra presencia por así decirlo.

      En agradecimiento hice el wallpaper de aquí arriba que TODOS mis fieles seguidores pueden llevarse a sus blogs como un regalo mio! Espero les guste!

      Debo recordar como todos los años a mi amiga Graciela Morales que fue la que me empezó y mostró como hacer este blog. Te quiero Graciela!

Editado por Eliane Bösch

sábado, 23 de agosto de 2014

*Exclusive * Bang Bang : Tu Meri Video feat Hrithik Roshan & Katrina Kai...



Un poco de alegría con nuevo baile de Hrithik Roshan para su próxima película BANG BANG

viernes, 15 de agosto de 2014

Eliane y los terneros


      Continuo aquí con la narración de mis andanzas con los animales, en el campo, cuando era pequeña.

               Los terneros y yo  -  

   Siguiendo con la narración de mi niñez en el campo, hoy les voy a contar sobre el ternero de la Fleck, o sea el Napoleón.
   Era un bello ternero, todo rojo oscuro, casi negro, con una pequeña cruz blanca en la cara. Yo lo vi nacer y recuerdo que cuando la Fleck lo lamia y lo dejaba reluciente, yo le decía:  -  muy lindo tu bebé! –
Ah si, yo hablaba con los animales…y puedo decirles que entendían muy bien.

   Bueno, ¿qué pasó con el Napoleón?
   Al atardecer había que separar los terneros de las vacas y ponerlos en un corral donde quedaban hasta la mañana, cuando mi viejo las ordeñaba . Se soltaba el ternero de la vaca que iba a ser ordeñada, el chupaba un poco y enseguida se lo ataba a las patas de su madre hasta terminar el ordeñe; y ahí se lo soltaba y podía tomar lo que quedaba.
   Entonces, a la bajada del sol, yo me ponía a llevar los terneros a su corral. Todo bien, todos me obedecían… menos… el Napoleón!  Cuando yo me acercaba me miraba por el rabillo del ojo, y salía corriendo a los saltos por todo el campo… y yo corriendo tras él! Esto duraba unos cuantos minutos… y de repente, me miraba (juro que era así), daba un saltito final y tranquilamente enfilaba para el corral. Yo…resoplando! 


Las fotos son de Internet, pues no tengo fotos de esa época.

Eliane Bösch

Editado por Eliane Bösch