MIS CUATRO LIBROS EDITADOS

MIS CUATRO LIBROS EDITADOS

martes, 22 de diciembre de 2009

LUCHA CONTRA LA SOLEDAD por Eliane Bösch


Hoy voy a continuar con otro cuento corto mio, referente la soledad en las grandes ciudades. Lo escribí el año pasado, en las fiestas... y se llama:


Lucha contra la soledad


Estaba en una gran ciudad. Había llegado a principio de mes, contratada por una gran firma.

Venía de un pueblito lejano... con sus calles de tierra, sus tardes de siesta, todos se conocían... todos se reunían para las fiestas...

Y ella estaba aquí, recién recibida, con su diploma que decía que era analista de sistemas, en esta gran ciudad, con muchas luces, mucho ruido pero... rodeada de silencio! En completa soledad...

A la tarde, en la oficina, todos se despidieron presurosos para encontrarse con la familia... que una cena... que un asado...

Prendió la televisión; miró una película de Navidad con un papá Noel y su historia festiva.
Tomó un vaso de jugo, una pata de pollo y unas verduras, que se había cocinado, y brindó...
por su pueblito, por su familia, por sus amigos, que tanto extrañaba ahora. Se puso a filosofar: que valía más , el trabajo bien remunerado o la reunión festiva de Navidad?

Cayeron unas lágrimas por sus mejillas, pero en seguida se recuperó y al sonar las doce y oír los estruendos, los fuegos artificiales, salió a la calle.

Los chicos retozaban y gritaban y los grandes los miraban sonriendo. Un hombre que estaba con sus sobrinos, la vio, se le acercó y empezó a conversar con ella. Eran vecinos. Al principio ella le contestaba con monosílabos, pero luego, poco a poco, empezó a hablar amablemente.

El joven, al saber que estaba sola , la invitó a la reunión y la presentó a la familia. Todos la recibieron muy bien y ella, de repente, se sintió muy satisfecha.

Al comer el helado que le ofrecieron y sentirse tan acompañada, la soledad desapareció, y sintió como si hubiera ¡ganado una batalla a esta gran ciudad!.

Eliane Bösch

26 comentarios:

Onminayas dijo...

Tus relatos siempre son muy dulces...

Paso a dejarte un beso y a desearte lo mejor para ti y los tuyos en estos días tan entrañables.

Muchos besos, Eliane.

Eliane dijo...

Onminayas, muchas gracias y que tu pases tambien muy felices fiestas con la familia!
Un abrazo

Abuela Ciber dijo...

Eliane...te deseo...

Que en estos días y....siempre, vivas la paz y regocijo de la vida, el amor, la bondad y el don de dar..
.
Que disfrutes la compañía de seres que aprecias y/o el recuerdo de idos.
.
Y soñando con que colaborando cada uno un poquito, en estos sentires expresados, podemos ir cambiando el mundo..... me despido por unos días.
.
Gracias por compartir tu tiempo conmigo. !!!!!
.
Martha
.
.

Patricia dijo...

Hola Eliane, es increíble como puede atrapar la soledad aunque estés rodeado de gente, tu relato explica esta dura y a veces incomprensible realidad. Qué bueno que con tu dulce romanticismo y con un rico helado de por medio esta chica dejo de sentirse sola.
¡Feliz Navidad!

Eliane dijo...

Martha gracias por tus deseos los cuales te retribuyo y espero volver a verte por aqui...
Patricia, gracias por tu comentario!
Felicidades

Guacimara dijo...

"un vaso de jugo, una pata de pollo y unas verduras, que se había cocinado..." que cena más triste para una noche festiva... La soledad es un sentimiento muy profundo. Es bonito leer historias tan dulces como esta que acaban tan bien.
Eliane, mañana marcho antes de abrir la oficina de Correos y no podré recoger tu paquete que me llegó hoy... Así que tendré que esperar a la vuelta de mi viaje para poder leerlo.
Hasta la vuelta!

Liliana Lucki dijo...

Hermosa forma de contarnos....

Mi admiración.

Te saludo desde MDQ,Liliana.

Zulm@ dijo...

Hola Eliane ; llegué hasta aquí desde el blog de la abuela ciber, entré y me gustó lo que leí.
Aveces estamos solos pero rodeados de personas, la soledad muy pocas veces es bonita, polr lo general es una compañera triste.
Felices fiestas !

Eliane dijo...

Liliana:gracias por tu comentario,ya te visité...es hermosda tu obra de pinturas!!!!
Espero sigas viniendo...besos

Zulma:Muchas gracias por visitarme de la vecina orilla!!!!Espero verte seguido por aqui... yo continuo con mis cuentos cotyos y los de mis amigos escritores...
Felices fiestas para ti también!

Fernando dijo...

Vivo rodeado de la gran ciudad, pero en una zona que es como un pueblo pequeño. Es posible ganarle a la ciudad, sí, pero esas batallas se ganan día a día.
La joven tuvo la suerte que se merecía, adivino.
Me gusta tu romanticismo, porque no es la locura irreal que se encuentra por ahí con ese nombre, sino que está teñido de realidad bien sazonada.
Un abrazo, Eliane.

Eliane dijo...

Fernando: Me conmueven tus comentarios...siempre los leo con mucho afán...MUCHAS GRACIAS POR TUS CONCEPTOS!!!!!
Un gran abrazo y felices fiestas

Lady Darcy dijo...

Hola mi amiga querida, qué dirás que soy una ingrata, pero te aseguro que en estas fechas no tengo tiempo ni de entrar a mi blog jeje, pero de a pocos iré visitando los hogares virtuales de tan buenas amistades que he cultivado en este año. sobre tu cuento que te puedo decir, ¡me encanta! has captado esa escencia de la Navidad, que nos hace felices con tan pocas cosas, ¡me encanta! aprovecho para desearte una feliz Navidad rodeada de todos tus hijos, nietos y bisnieta, que Dios traiga mucha paz y felicidad a tu hogar, miles de besos.
PD. me gustó eso de que estés re-leyendo Orgullo y Prejuicio, pero podrías darme la sobadita y decir que lo estas releyendo de mi blog? jajaja. otra vez besos.

zaida37 dijo...

Gracias Eliane por tu visita y tus calidas palabras un beso y Feliz Navidad.

Eliane dijo...

Rocely:acabo de poner de donde re leo O.y P.... y también te deseo lo mejor en compañia de tu bella familia!!!!Y gracias por el concepto del cuento... Un abrazo grande

Gracias Zaida... me encanta verte por aqui!!!! Un abrazo

Carlos Alberto Arellano dijo...

Muy bueno. Sí, qué alivio que esa mujer se encontrara con uno de esos humanos que se preocupan por el bienestar de los demás. Un hombre con empatía.

Esto me ha hecho pensar en la inconmensurable soledad de Robert Neville, el protagonista principal de «Soy leyenda», la obra maestra del terror y la ciencia ficción de Richard Matheson. Leí ese libro al comienzo de mi adolescencia, y fue como estar viendo una película en el cine. Esa novela me aterrorizó.

¡FELICES FIESTAS!

Eliane dijo...

Carlos Alberto: Gracias por tu comentario... te he visitado en los Gigantes que desaparecen y me pareció muy interesante los temas...
Unas muy Felices Fiestas para ti!

Carlos Alberto Arellano dijo...

Muchas gracias, Eliane.

¿Le has echado un vistazo a mi Directorio de Blogs? He puesto tu blog en dos categorías: Escritores y Cuentos y relatos. (El enlace al directorio está debajo del gadget SEGUIDORES.)

¡Y que sigan los brindis! ¡Jajaja!

■_____________☻_____________

■____________☻☻____________

■___________☻☻☻____________

■__________☻☻☻☻☻__________

■________☻☻☻☻☻☻☻☻_______

■______☻☻☻☻☻☻☻☻☻☻______

■____☻☻☻☻☻☻☻☻☻☻☻☻____

■______________☻_____________

■______________☻_____________

Anónimo dijo...

Hola Eli........que lindo el cuento de Navidad y que cierto....Hay mucha gente que por diferentes motivos pasa estas fiestas en soledad.....y uno rodeado de gente todo el tiempo no lo nota...Deberiamos tomar mas conciencia de estas situaciones y recordarnos de estas personas que por alguna razón está solas...
Besos Eli.....nos vemos!!
Naty

Ana Márquez dijo...

Felices fiestas para ti también, guapísima, ojalá se cumplan todos tus sueños. Besos enormes

Eliane dijo...

Carlos Alberto:Ahora entendí tu blog...más vale tarde que nunca...jajajaja muchas gracias!
Un abrazo

Naty:mi buena amiga, gracias por visitarme!Y te agradezco el comentario sobre el cuento...Besos

Ana:gracias por tu visita!
Besos

Carlos Alberto Arellano dijo...

Siempre me ha impresionado, Eliane, que haya gente que busca (y disfruta enormemente) la soledad. Ahora recuerdo a Ivar Ruud, un explorador noruego. Conocí su historia cuando yo era adolescente. Tenía 17 años por entonces. Ivar Ruud vivió cinco largos y solitarios años en Spitzberg, una isla del archipiélago de Svalbard, a 1500 kilómetros del Polo Norte. Alguien dijo que Ivar era un moderno Robinson Crusoe de las nieves. Sus aventuras en esa solitaria parte del mundo, Eliane, son sencillamente fascinantes.

¡FELICIDADES!

Eliane dijo...

Carlos Alberto: Si, solo con Robinson Crusoe ya vemos la vida de un hombre solo... creo que hay muchos solitarios en lugares apartados del mundo.Y su vida es fascinante! Jack London también escribió sobre la gente de Alaska y hay historias muy interesantes...
Es la forma de ser de cada persona...hay personas que no pueden estar con gente y otras que NO pueden estar sin estar rodeados de personas...yo, aunque no soy una solitaria, me gusta la tranquilidad...! Bueno, gracias por pasar a visitarme! Me encantan los comentarios que hacés!
Un abrazo

Carlos Alberto Arellano dijo...

Bueno, ¡muchas gracias!

Otro solitario era Albert Einstein, el físico genial. Albert tuvo problemas para estrechar vínculos con su primera mujer, con sus hijos, con sus amigos, con sus colegas. Einstein dijo alguna vez que nunca había llegado a integrarse plenamente en ningún país, círculo de amistades o (incluso) en el interior de su propia familia. Prefería estar solo, pensando, trabajando, reflexionando.

Paula Olivieri dijo...

hermoso relato Eliane, lleno de esperanza y positivismo como todo lo que transimitís,
un gusto visitarte
felices fiestas!

Mery Larrinua dijo...

Me encanto el cuento con su final feliz!!!!
un abrazo

Eliane dijo...

Paula Gracias por tu comentario. Te agradezco tu visita. Muchas felicidades para ti

Mery Te agradezco tu comentario y tu visita... el 24 a la noche mostré a mi familia el diploma que me enviastes y todos dijeron:OHHH!!! Y mi hija no dejaba que nadie se lo tocara...jajaja
Muchas felicidades Mery