MIS CUATRO LIBROS EDITADOS

MIS CUATRO LIBROS EDITADOS

sábado, 18 de septiembre de 2010

LOS GUARDAESPALDAS por Eliane Bösch

Hoy voy a ponerles un cuento que por ser largo debería ir en dos veces, pero decidí ponerlo completo con un pequeño corte, por si quieren leerlo en dos momentos diferentes. Va a estar más tiempo por esa razón y como la semana próxima me voy cuatro días a un evento literario, les dejo con esta lectura.
Agradeceré mucho sus comentarios.

                                Los guardaespaldas por Eliane Bösch


Cuando ella subió al ascensor… el ya había marcado el piso… iban al mismo lugar.
Ambos se dirigieron a la misma oficina. El jefe, los vio, y los hizo pasar.
Aryan, que tenía un físico bien trabajado y era corpulento, preguntó: - a que se debe
el apuro, jefe? –
- a que vas a tener que dejar todo lo que estés haciendo para atender este trabajo que
es muy importante y peligroso. Pero esta vez no vas a trabajar solo…vas a tener un
compañero que es también muy bueno…-
Aryan le contestó disgustado que el prefería trabajar solo… no era bueno para trabajar en equipo. Entonces, el jefe le dijo, que tendría que aprender. La orden ya estaba dada. Y su compañero era… la srta. Sherry, aquí presente!

Los dos se sintieron molestos… a ella tampoco le gustaba trabajar con compañero. Ambos trabajaban muy bien, pero solos.

El jefe no se interesó en sus sentimientos y comenzó a informarles del trabajo. Debían custodiar una pareja, hasta el día del juicio de un capo de la mafia, posiblemente dentro de dos meses. Debían tener mucho cuidado pues este mafioso ya había hecho “desaparecer” a otros testigos. Los iban a llevar , a los cuatro, a una casa, en un lugar desconocido, rodeado de bosques y montañas. Podían llevar los equipos que les parecía necesario, por cualquier eventualidad, que tuvieran que escapar con los testigos. Su salida iba a ser a la medianoche, entonces se podían preparar hasta esa hora.

Ambos salieron sin decir palabra y se encaminaron al ascensor. Sherry iba a decir algo, pero cuando lo vio tan arrogante, mirando para otro lado, se quedó en silencio.
A la salida se separaron… cada uno fue por su lado.

A la medianoche llegó Aryan, y al no verla le dijo al jefe: - se da cuenta porque no
quiero compañero? Una mujer… y no sabe cumplir horario. Quien sabe cuando
vendrá! –

El jefe lo miró, señaló un escritorio alejado y le dijo que hacía media hora que estaba esperando. Ella lo miró y le regaló una mirada helada…

El tenía un bolso grande y ella una mochila que llevaba en la espalda. Iba vestida con unos pantalones cómodos y tenía una campera de cuero marrón. En eso estaban de acuerdo… el también llevaba una campera, pero negra.

El jefe les alcanzaba la llave de la camioneta, que en seguida manoteó Aryan, y bajaron al garage. Ella llevaba un sobre con las directivas y dirección de quien debían ir a buscar.

Al subir a la camioneta, dejaron bolso y mochila en la parte de atrás… al poner el motor en marcha, el preguntó: - ¿adonde? - ella le dijo la dirección mientras se abrochaba el cinturón de seguridad. En seguida, salió a máxima velocidad, pensando que la asustaría a la mujer, pero esta ni parpadeó. Al llegar, tuvieron que mostrar sus papeles a los custodios y luego acomodaron a la pareja en la parte de atrás de la camioneta. Les recomendaron ajustarse los cinturones y salieron con rumbo a su destino, durante dos meses.

La casa estaba ubicada cerca de un bosque. Un solo camino para llegar a ella. Atrás, las montañas cortadas a pico y bien altas. Se acomodaron en la casa… ellos en cada punta de la misma, con sus dos puertas que podían ser de entrada o salida. Inspeccionaron todo, sin decir palabra. La testigo se puso a cocinar y Sherry se acercó para ayudarla y conversar con ella. La mujer estaba muy nerviosa pero ella logró con su conversación amable, tranquilizarla. Después de un rato, antes de la comida, Aryan llamó a su compañera, salieron afuera para hablar. El dijo: - es prudente, que siempre haya alguno de nosotros, vigilando el camino….y también las montañas. - Ella le contestó que estaba de acuerdo… que harían turnos, pues también era necesario que descansaran. Entonces, siempre había uno con la pareja de testigos, y el otro, con los largavistas, recorriendo vigilante, las afueras de la casa.

Ya hacia treinta días que estaban en este lugar, cuando Sherry le alcanzó una taza de café a Aryan, en el porche. El miró el reloj, y vio que no era el horario de cambio de turno, tomó el café y la miró interrogante. Ella le explicó, que sentía como que iba a pasar algo. El sonrió y dijo: - ¿ Intuición femenina? - Ella no se dio por aludida y continuó diciendo que deberían tener bolso y mochila listos con las cosas necesarias para escapar por la montaña… El terminó su café y asintió. Le gustaba estar prevenido en toda forma. En eso estuvieron de acuerdo.

Al día siguiente, Sherry estaba durmiendo cuando la despertó Aryan. Ella se despertó rápidamente y el le dijo que recibió un mensaje, que se suponía era del jefe, pero que no entendía que decía. Ella tomó lápiz y papel y mirando el mensaje, empezó a contar letras y así sacó el mensaje que decía: “Se filtró la dirección. Salgan en seguida…día 26 a las 10 de la mañana, en el tribunal, los cuatro.”

Rápidamente, llamaron a los testigos, les hicieron poner ropa cómoda y abrigada y salieron en seguida hacia las montañas.

Al llegar al pie del macizo, Sherry, se enganchó el arnés y empezó a subir por la montaña, completamente lisa y abrupta. El quedó abajo esperando enganchar los cables para que pudieran subir. Se maravilló de la agilidad de esta mujer… y por primera vez, agradeció tenerla como compañera. Fue un trabajo pesado y lento, pero al fin lograron subir hasta una saliente de la montaña. Ahí hicieron un descanso y Aryan empezó a mirar hacia la casa con los largavista. De repente vio por el camino, dos coches. Bajaron en la casa con armas… ellos pudieron verles las caras. En seguida decidieron continuar subiendo… fue muy pesado, pero en un momento, Sherry llamó a Aryan y le mostró una especie de cueva en las rocas. Era un lugar ideal para esperar la fecha para ir a los tribunales. Además, tenían muy buena visual para todos lados. Así lo hicieron.
                                                    INTERVALO


Fueron días de frío, hambre pues no podían prender fuego que los podría delatar. La guardia la hacían juntos… y se empezaron a sentar muy juntos para evitar el frío. Y así dormían… uno en el hombro del otro, mientras este vigilaba. El empezó a mirarla mientras dormía y sentía como un calorcito en su pecho. No sabía que pasaba con sus sentimientos. Había empezado a admirarla y… algo más sentía que le hacía latir el corazón. Siempre fue un solitario… nunca una novia… nada…y ahora pensaba que le podría pasar algo a ella, y no le gustaba!
Ella a su vez, se sentía muy bien entre esos brazos musculosos…el hombre arrogante ahora era muy tierno. Y ella también sentía latir su corazón más fuerte, sin entender sus sentimientos.

Un día antes de la fecha, empezaron a descender por el otro lado de la montaña que no era tan empinada. El problema era el transporte. Aryan le dijo a Sherry que el se iba a adelantar para ver como podía conseguir un vehículo… ella continuó con mucho cuidado con la pareja, que por cierto, estaba muy nerviosa! Al fin llegaron a una ruta, pero no se veía al compañero por ningún lado. Se escondieron detrás de unos arbustos. De repente se acercó una camioneta vieja, muy destartalada, manejada por Aryan. Le explicó que era lo único que había conseguido y que suponía que iba a servir, pues si los esperaban, no era esto justamente lo que se suponía que iba a llegar.Se subieron y se dirigieron a los tribunales.

Eran las 9.30 y delante los tribunales, había mucha policía apostada. Sherry le dijo a Aryan que fuera caminando por el costado con la pareja y ella iba a estacionar en el frente. Trataría de hacerse seguir si los delincuentes los estaban esperando. Al bajar, el la tomó de la mano, la miró a los ojos y le dijo: - Cuídate! –

Al estacionar, vio a uno de los que habían ido a la casa. Se bajó tranquilamente y subió la escalinata para entrar. Ella sentía que la seguían… eran varios. Se dirigió a un despacho que sabía que estaba vacío. Dejó la puerta entreabierta… y se escondió en la penumbra. Cuando entraron, no esperó, solo empezó a volar dando patadas a doquier. Se sintió un disparo y sintió su sangre correr por la pierna… y en ese momento entraba Aryan que de un salto empezó a desparramar a todos. También llegaba la policía, pero un delincuente, desde el suelo, disparó su arma e hirió en la cabeza al bravo guardaespaldas, que se desmayó. Los delincuentes ya estaban dominados, y la ambulancia llegaba para llevarse a los heridos. Lo de ella no era grave, pero él no respondía al tratamiento médico.

Pasaron unos días, los médicos dijeron que ya había pasado el peligro…que Aryan iba a despertar en cualquier momento. En ese instante, Sherry, salió de la habitación del mismo y habló con su jefe. Le pidió que le dijera a su compañero que ella había muerto…tuvo que explicarle que ella sentía que su herida fue por culpa de ella. El quiso salvarla y se distrajo… No pensaba que fuera bueno que siguieran trabajando juntos… y le pedía unos días de descanso. Le preguntó si podría ir a la casa donde habían estado, cerca de la montaña. El jefe comprendió que pasaba y le dijo que sí. No le gustó tener que decirle al paciente que su compañera había fallecido… lo vio palidecer y no quiso hablar más.

Veinte días después Aryan salía del hospital y fue a hablar con el jefe. Le pidió unos días de descanso. El jefe lo miró y en ese momento tomó una decisión, y le dijo: - porque no te vas a la casa del bosque a descansar… no tenemos a nadie en este momento ahí! - Con su mirada triste, aceptó!

Ella estaba practicando escalamiento para poner su pierna en forma… y no miraba hacia la casa, pues en ese momento llegaba Aryan con una mochila, caminando. Al ver un coche, le extrañó, llamó y entró. Fue a todas las habitaciones y cuando entró en la que había estado ella, vio que estaba ocupada. Le llamó la atención una muleta… luego observó en la cama una campera marrón que el recordaba… no entendía nada. Al constatar que no había nadie, se dirigió hacía las montañas. De repente vio una mochila… ya eran muchas coincidencias! Miró para arriba y vio que ella descendía. Se escondió y cuando ella puso los pies en tierra salió diciendo: - así que la muerta escala montañas… si no me querías seguir viéndo, me lo decías y listo! … has jugado con mis sentimientos… pero no te preocupes, ahora te odio! - dio media vuelta sin esperar ninguna palabra de ella y se dirigió a la casa donde había dejado su mochila… ella lo seguía rengueando pues se había dejado la muleta en la casa.

Cuando llegó, el salía poniéndose la mochila. Ella se puso delante de el y le dijo que suponía que el había sido herido por culpa de ella. Había pensado que así era más seguro, pero todos estos días no hacía más que recordarlo y … no podía seguir hablando pues le caían las lágrimas. El estaba parado, aún enojado, pero al verla llorar, se aproximó y la abrazó. Todas las tensiones de ambos se entremezclaron y el abrazo terminó en unos besos apasionados.

Ya no podrían separarse ni trabajar solos.

Editado por Eliane Bösch

19 comentarios:

Ana Márquez dijo...

Es que unas lagrimitas de mujer, como diría el gran Spencer Tracy, son más fuertes que cualquier ácido :-)

Buen relato, amiga. Oyes, cuánto chico guapo tienes por tu blog :-D que se van los ojos pa tos laos y se separan del texto, niña, jaja.

Besos!

ADELFA MARTIN dijo...

Excelente, con todos los ingredientes para mantener el interès hasta el final...

saludos cordiales

Eliane dijo...

Ana: Me has hecho reir...sabes, a mi me gusta rodearme de hombres guapos!!!!aunque sea en fotos!!!jaja Me alegro que te haya gustado el cuento.
Un gran abrazo

Adelfa:Gracias por tu comentario... me alegro que te haya gustado...hasta el final!
Un beso grandote

Mery Larrinua dijo...

Ay Eliane, como me ha gustado el cuento!!! me encantan tus cuentos, pero este estuvo fenomenal!
un beso

Mery Larrinua dijo...

Te deseo pases super en el encuentro literario. Y de paso, ya te envie el aviso para el II Encuentro Literario Luz del Corazon, en varias ocasiones tu email me lo devuelve, entra en el blog y me confirsmastu participacion y la de Elisa.
Un beso

Eliane dijo...

Mery cuanto me alegro que te haya gustado mi cuento. He empezado a cambiar mis escritos y a mi me están gustando y los que lo leen tambien!!!
Ya vi tu aviso para el Encuentro y en cuanto vuelvo a fin de mes te mandaré algo y le aviso a mi hija.
Un gran abrazo

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Eliana:

Es temprano en la mañana, leí la primera parte y quede expectante, bajé a la cocina me preparé un café, continué leyendo para descubrir en tu bonito relato que del odio al amor hay solo un paso y que la vida nos da oportunidades que no debemos desperdiciar.

Tienes mucha facilidad para hilvanar historias.

Abrazos.

Eliane dijo...

Rafael: Muchas gracias por tu comentario, te agradezco tus conceptos!
Un abrazo

Ricardo Miñana dijo...

Muy bonito el relato a la vez interesante.
es un placer pasar a leerte.

Que tengas una feliz semana.
un abrazo.

Eliane dijo...

Ricardo: Muchas gracias por tu comentario y por visitarme... espero seguir viéndote por aqui!
Un abrazo

MA dijo...

Felicitaciones amiga Eliane por tus letras y por tu paso por mi blog en el aniversario del primer año de vida.

Un placer pasar por tu casa y disfrutar de tus hermosas letras escritas con el corazón en este cuento por titulo el guardaespaldas.
Besos de MA.

Eliane dijo...

MA siempre es un gusto recibir tu visita...gracias por tus comentarios...si, todo lo que escribo lo hago con el corazón!
Muchas gracias
Muchos besos

Abuela Ciber dijo...

Me encantan tus finales romanticos!!1

Cariños

Eliane dijo...

Abuela Ciber: Muchas gracias por tus comentarios...si, soy una romanticona!!! jajajaja
Besos

Aniky dijo...

Eliane! Que bonito relato... y como bien te dijeron mas arriba: con tanto chico guapo por tu blog es dificil prestar 100% atención a lo escrito... por favor! demasiado (como decimos en España) "tio bueno" hay por aquí...
Estos sí que inspiran!jajajaja!!!
Besicos y hasta la semana que viene!

Delirios de Muñekita CaT dijo...

Tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

me respondes munekitacat19@hotmail.com

besos

Catherine

Delirios de Muñekita CaT dijo...

Tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

me respondes munekitacat19@hotmail.com

besos

Catherine

Lady Darcy dijo...

Hermosa historia mi querida Eli, me gusta mucho el giro que ultimamente le estás dando a tu pluma.
Por lo del evento me alegro mucho, espero pronto tus noticias.
Un beso inmenso.

Eliane dijo...

Aniky: me alegro que te gustó el relato... y si esos tio buenos, me inspiran mucho!!!Muchos besos

Delirios de Muñequita: Gracias por tu comentario tan halagador...ya entraré en tu web y nos enlazamos... Muchas gracias!Besos

Rocely:LSi, estoy cambiando los temas de mis relatos y me gusta mucho la variedad que ahora tengo...El evento literario fué muy lindo...mañana bajaré las fotos... Un gran abrazo