MIS CUATRO LIBROS EDITADOS

MIS CUATRO LIBROS EDITADOS

martes, 7 de febrero de 2012

El Dr. Lucas Scott . cuento de horror de Eliane

        Aquí les traigo un nuevo cuento mio, pero... no es romántico!  A veces me pasan estas cosas de escribir algo distinto.Igualmente espero que les guste y no me abandonen que volveré al romanticismo. JAJAJA

                                               El Dr.Lucas Scott

                    Tenía apenas 35 años pero ya era conocido por ser un muy buen neurocirujano. Tenía un sexto sentido cuando diagnosticaba algún cuadro.

                    Esa tarde llegó un paciente nuevo a su consultorio. La secretaría Lucy le tomó los datos y le llevó la ficha al médico. No tenía obra social…al mirarlo en seguida sintió algo que le molestó. No sabía que era. Lo hizo sentar en la camilla y le preguntó que le pasaba. Este le comentó que se le nublaba la vista, le dolía la cabeza y  perdía el equilibrio. Se había caído varias veces. El oculista le dijo que no tenía nada anormal en los ojos y que viera un neurólogo.
           
                    Le hizo varias pruebas y le mandó hacer un electroencefalograma. El tenía sospechas de un tumor cerebral pero no le dijo nada hasta ver los resultados.

                   El día indicado llegó el mismo hombre, con los estudios. El médico los miró y confirmó un gran tumor. Después de unos minutos le informó al paciente su necesidad de una operación bastante riesgosa y costosa. El hombre inmutable le dijo que la podía pagar y a una pregunta dijo no tener parientes. El médico le dio una fecha para preparar los análisis pre-quirúrgicos.

                  Al retirarse, el Dr.Scott le pidió a su secretaria que recabara informes sobre esta persona pues le seguía pareciendo muy sospechosa.

                  Una hora después, Lucy le informó que descubrió algo insólito respecto al mismo. Por el nombre que había dado, había fallecido hacía 10 años. Entonces Lucas llamó a su amigo que trabajaba en la policía científica , le envió los datos que tenía junto a un papel que había tocado para que vea las impresiones digitales.

                  Al día siguiente, el policía lo visitó al consultorio y le alcanzó un legajo grande donde figuraba su nombre verdadero y todo lo que había hecho en su vida. Era un hombre del proceso que había torturado gran cantidad de presos. Lo conocían como el Dr.Horror. Las cosas que había hecho eran imposibles de repetir pues eran tan inmensamente crueles y parecía imposible que lo hiciera un ser humano. Y lo más importante, la justicia lo buscaba aún…

                  Lucas miró a su amigo y con cara desencajada le dijo que lo debía operar.

                  Su amigo le dijo que lo dejara morir en la operación, y su primer impulso fue también hacerlo pero iba en contra de la ética profesional. Ahora si lo operaba pero temblando tocaba alguna parte del cerebro, “sin querer”, eso podía traerle más consecuencias que si no lo operaba. Podía quedar paralítico o sordo o ciego de por vida. ¿No era ese un mejor castigo que la cárcel???

                  El día de la operación vino la policía para detenerlo después de la intervención y Lucas le pidió al anestesista que le permitiera unas palabras con el paciente al que le dijo:
     
      -Bien, Dr.Horror, ahora voy a operarlo del cerebro y
                   espero no equivocarme…al terminar quedará en  manos de la   
                   justicia de los hombres. –

La cara de terror del paciente fue tapada con la máscara de la anestesia.
 ELIANE BÓSCH 


Editado por Eliane Bósch






E


17 comentarios:

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

Bien armado amiga, bien armado y quiero pensar que esta vez pagó por sus malos hechos... Bss

Eliane dijo...

MariCari: Gracias por tu comentario...y es una ficción apoyada en una realidad de muchos lados!
Besotes

Luciana dijo...

Al menos en la ficción podemos creer que habrá justicia!
Besos.

Eliane dijo...

Luciana: Soñar no cuesta nada!
Besotes

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Hola, Eliane

Ojalá salga bien de la operación para que pague por sus culpas aquí en la tierra y, al final de sus días, se enfrente a la justicia divina.

Gracias por visitarme.

Abrazos.

Eleanor Atwood dijo...

Yo me sentiría muuuuuuuy tentada a darle una sobredosis de anestesia, jaja!!!
me encantan los relatos siniestros.
Besos.

Eliane dijo...

Rafael:Y si no hay justicia en la tierra seguramente la tendrá al final! Gracias por tu comentario!
Un abrazo

Eleanor:Me alegro que te haya gustado esta perlita de horror...y me gustó tu idea de la sobredosis de anestesia! jajajaj
Besotes

Mery Larrinua dijo...

Espero que la operacion haya sido un exito y que finalmente ante la sociedad pague por sus delitos.
un abrazo

Guacimara dijo...

Ui... es que a mí los cuentos de miedo no me gustan demasiado...
Besos!

MA dijo...

Amiga Elane genial tu historia...ella en si misma puede ser real o ficticia pero es de suspense... para el lector...puedes seguir escribiendo más capítulos de esta historia y ver y leer su final.

Un abrazo de MA.

El blog de MA.

Abuela Ciber dijo...

Me gusto mucho, y pienso que es bueno salirse de ciertos margenes , quwe pueden ser limitantes, no????

Cariños y buen fin de semana

Eliane dijo...

Mery: Si, que la justicia se ocupe!
Besos

Guacimara: Te prometo escribir alguno sin miedo!!!
Besitos

MA el cuento es ficticio pero se adecua a muchas realidades!
Un abrazo

Abuela Cibwer....si uno se cambia un poco para no ser siempre igual. Gracias por tu comentario.
Besotes

Mª Carmen dijo...

Muy interesante historia, que ocurrirá bastante en la realidad, supongo que esguirá en nuevos capítulos, estaré atenta al próximo.Besitos.

princesa jazmin dijo...

Muy buen cuento Eliane querida, para salir un poco del romanticismo del día, jajaja.
Es notable como debe afectar la psiquis de un médico el tener que tratar a personas deleznables, cómo actuar, qué hacer? estuvo muy bueno cómo lo resolviste, dejándole caer al monstruo la frase justo en ese momento.
Coincido en que a veces la cárcel no es suficiente para algunas personas.
Te dejo un abrazo grande y feliz día de San Valentín.
Jazmín.

Eliane dijo...

Ma.Carmen: Gracias por tu comentario y visita!
Besotes

princesa Jazmin: Muchas gracias por tu comentario y me alegro que te haya gustado el cuento. Gracias por tus buenos deseos.
Un gran abrazo

Liliana G. dijo...

¡Lo hubiera tenido que operar sin anestesia! Esas bestias humanas se merecen el infierno...

Estupendo cuento, Eliane, siempre sorprendente.

Besazos.

Eliane dijo...

Liliana:Sos más brava que yo....sin anestesia???? Auch jajajaja
Gracias por tu comentario!!!
Besotes