MIS CUATRO LIBROS EDITADOS

MIS CUATRO LIBROS EDITADOS

viernes, 3 de mayo de 2013

¿Un viaje largo?



    Aquí les traigo un nuevo cuento corto, que espero sea de su agrado. En el mismo he introducido algo de tarot y parapsicologia.


             ¿Un viaje largo?

   Alejandra se levantó pensando lo que le había dicho su hermana. Hacia ya un mes que se había separado de su novio  con el que había convivido durante cinco años. Estaba triste, sin ganas de hacer nada. Entonces su hermana Elena le pidió ir a tirarse las cartas del tarot. Ella no quería pero para darle gusto , aceptó.
    Llegaron en horario y las hicieron pasar a un saloncito. Allí una señora muy amable las hizo sentar delante una pequeña mesa. Colocó un paño violeta y empezó a mezclar las cartas en circulo y le pidió a Alejandra que pusiera sus manos sobre ellas. La mujer se concentró y empezó a acomodar las cartas del revés, pidiéndole  sacar doce cartas de a una. Las iba colocando en fila de seis… finalmente empezó a hablar. Alejandra casi no la escuchaba porque había quedado fascinada con una carta que era un esqueleto con una guadaña. Pero cuando la tarotista le explico que esa carta había caído en la casa de la pareja, significaba que venía un gran cambio, terminaba algo y empezaba otra cosa. Ahí suspiró más tranquila. Luego le dijo que muy pronto haría un viaje largo y como había salido la carta del Sol, todo le iba a ir muy bien. También le dijo que la veía muy desanimada y que debía levantar esa autoestima, saliendo a pasear y si podía ser al aire libre mejor. Le propuso también colocar unas velas a su nombre, pues ello le iba a levantar más el ánimo. Alejandra aceptó y pagó la consulta y el trabajo con las velas y salió muy animada. Le dijo a Elena que se sentía muy bien. Aunque le causó mucha gracia el “viaje largo”… no tenía posibilidad de nada de esto.


    Una semana después en su trabajo le ofrecieron a su compañera (ambas eran analistas de sistemas) un viaje a Alemania por su trabajo. Ella pensaba que el viaje largo llegó pero no para ella. Se hicieron todos los preparativos entre ambas, lo que se llevaba la que se iba y el trabajo que le quedaba a la otra. Dos días antes del viaje, Alejandra se enteró al llegar al trabajo que su compañera se accidentó y tenía brazo y pierna enyesados.
    A la mañana siguiente la llamó el gerente y le dijo que ella iba a hacer ese viaje. Después de hablar de los detalles, Alejandra lo primero que hizo fue llamar a su hermana y le dijo:
-         Me mandan a Alemania, ¿te parece que esto es un viaje largo?



Editado por Eliane Bösch

8 comentarios:

MA dijo...

Hola amiga.
Me gusto leer tu historia.
Gracias por compartir tus letras.
Sorpresas nos da la vida.
Cada uno tenemos nuestra estrella.

Besos de MA.
El blog de MA.

Eliane dijo...

MA: gracias por tu visita y comentario!!
Besotes

Mery Larrinua dijo...

Sera...el llamado destino?....
muy bueno!!!
un abrazo

Eliane dijo...

Mery: Gracias por tu visita y comentario!
Besotes

Luciana dijo...

Cómo sabés de tarot! :p
Quién no ha ido alguna vez, aunque sea por curiosidad??
Muy buen relato.
Besos

Eliane dijo...

Luciana: Hace años yo tiraba las cartas del tarot (habia estudiado junto con parapsicologia). Una de tantas cosas que hice en mi vida....jajajajaja gracias por tu comentario
Besotes

MariCari, la Jardinera fiel dijo...

¡¡Maravilloso, me alegró mucho leer tu relato! Tan imaginativo y lleno de humor y vivaracho!! Sigue corazón, sigue que me encanta tu trabajo. Bss

Eliane dijo...

MariCari: Te quiero mucho! Que lindo comentario que me has hecho... así dan ganas de seguir escribiendo!
Un gran abrazo