MIS CUATRO LIBROS EDITADOS

MIS CUATRO LIBROS EDITADOS

martes, 16 de agosto de 2016

Un caso en la comisaria


Nuevo cuento corto...espero les guste!


                         Un caso en la comisaria

   Trudi llegó temprano con su perro ovejero Gus entrenado para rastrear y después de tomar un te y ver que no había nada importante para hacer, salió a correr al parque que estaba allí cerca. Al Gus le encantaba salir y se adelantó un poco, cuando se acercó a unos arbustos se puso a ladrar para llamar la atención de Trudi. Alli se encontraba un cadáver de una chica joven. Enseguida llamó a sus compañeros, se puso los guantes que siempre llevaba con ella, y empezó a buscar alrededor del cadáver. Al Gus le dijo Busque y este se alejó un poco y empezó a ladrar al encontrar una carterita con la tirita de colgar, rota.


El primero en llegar fue el turco Engin que viendo toda la escena explico: - La quisieron parar tirando de la carterita que se rompió,  ella siguió corriendo, pero finalmente la alcanzaron. No fue robo. La violaron.
Obviamente eso lo debía dictaminar el forense pero las apreciaciones del turco Engin siempre eran muy veraces, y su compañera lo admiraba por ello.
Llegaron los especialistas, tomaron fotos y revisaron todo el terreno pero excepto la carterita no encontraron otra cosa. Llevaron el cuerpo para su estudio y allí descubrieron en las uñas de la victima, pequeños trozos de piel supuestamente al defenderse arrañó al violador. Se mando hacer el ADN y mientras tanto desplegaron un gran sistema de búsqueda.

 Trudi se ofreció como señuelo, para ir por el parque. Iba sola, sin su perro que era llevado por el turco Engin. Policias disfrazados también estaban en el parque, observando los alrededores. Pasaron varios días. Una mañana Trudi se cruzó con alguien que la miraba y que se tapaba con una gorra. Otro policía también lo vio, pero como no sucedió nada, no lo podían detener. Al día siguiente iban todos atentos. El turco Engin paró para elongar en un sitio predeterminado pero cuando vio que Trudi no aparecía y que el Gus estaba inquieto, se adelantó. El perro salió corriendo, saltó por unos arbustos y se oyeron los gritos de una persona al ser mordida por el mismo. Al llegar al lugar vio a Trudi desmayada en el suelo y el violador luchando con el perro.



Lo tomó del cuello y le dio un puñetazo poniendo en seguida sus brazos atrás y colocándole las esposas. En ese momento llegaron los policías alertados por los gritos y ladridos y entonces vieron como Trudi se incorporaba pero estaba mareada. Le habían pegado desde atrás con un palo y le sangraba la cabeza. Ella explico que el violador había estado escondido en los arbustos y salió a atacarla cuando ella pasaba.

 Todos volvieron a la comisaria y el jefe felicitó a Trudi y la mandó a su casa después que la viera un medico, para descansar. El turco Engin se ofreció en acompañarla. El estaba secretamente enamorado de ella desde hacia mucho tiempo.

  Después de que un medico la revisó, la llevo a su casa junto al perro. Al llegar ella le agradecía pero el entró con ella. Fue a darle agua y comida al perro. Ella estaba sentada en el sillón y al querer despedirlo le dijo que le iba a hacer una comida para alimentarla bien. Que ella se recostara. Lo obedeció y se quedó dormida. Al despertar vio como el la estaba mirando con un inmenso amor en esa mirada.

  Después de tomar la buena comida que le hizo, recibió la declaración de amor que hacia tanto tiempo estaba esperando. Valió la pena el golpe en la cabeza

Eliane Bösch

Editado por Eliane Bösch





3 comentarios:

Eliane dijo...

Espero sus comentarios aqui.
Muchas gracias!

Paula Olivieri dijo...

Hermoso cuento Eliane! Claro que valió la pena, jeje, un final soñado. Beso gigante!

Eliane dijo...

Gracias Paula...me alegro que te gustó!
Besotes