MIS CUATRO LIBROS EDITADOS

MIS CUATRO LIBROS EDITADOS

martes, 24 de diciembre de 2019

Creer o no creer en los Reyes Magos



Creer o no creer en los Reyes Magos-


Resulta que mis padres nunca me hablaron que los regalos los traía Papa Noel ni los Reyes Magos. 

De chica, aun en Suiza  tuve una situación traumática con Papa Noel que en vísperas pasaba por todos los departamentos para los mas pequeñoa preguntando si se había portado bien. Cuando toco el timbre, yo a upa de mi mamá con mucho miedo, el jo jo jo como se portó esta nena, con voz profunda y esa barba tupida fue como una historia de Stephen King para mi.

O sea, no me cayó bien Papa Noel pero a la mañana de Navidad recibí los regalos mas bellos que podía recibir en toda mi vida.

Veo aun hoy en dia, el árbol de Navidad y al lado un cochecito de muñeca, con muñeca grande y bella,( con la cual jugo mucho tiempo mi hija en la argentina), y al lado algo maravilloso. Una casa de muñecas, hecha en madera pintada por mi papá pidiendo cajones de fruta del verdulero. El hizo todo, los estantes, la bañadera donde mi mama cosió una cortinita, el comedor con una mesita y sillones que fueron comprados, en miniatura. La cocina con tarros de azúcar, café, cacao.tambien cortinas.

Obviamente que las que se compran ahora que vienen hechas en plástico con todos los adornos, son muy lindas….pero no la cambio por el trabajo que hizo mi papá al volver del dia  laborable y yo ya durmiendo y lo bello que quedo.

Desgraciadamente, el tiempo pasado no tenia fotos….y no me quedo ningún recuerdo, solamente en mi cerebro esta intacta la vista de mi mañana de Navidad. Afuera nevaba, adentro un calor de hogar!

Y ahora llegamos a los Reyes Magos. En la Argentina mis padres no me hablaron de esto pero teníamos una vecina que tenia una criatura chica como yo y la sra. amablemente me pregunto si había puesto los zapatitos para los regalos de los Reyes Magos. Yo no sabia nada. Esta sra. muy gentil me explico todo….poner zapatos, los camellos eran tres, y los reyes traian regalos.

Muy bien…entendí todo!  Puse mis zapatitos y a la mañana tenia un libro que había comprado mi mama y unos chiches que eran de esta sra.vecina. Pero mi alegría no fueron los regalos…tenia que investigar! 

El camino de la casa hasta la tranquera era de tierra por donde pasaban las vacas continuamente. O sea se veian las pisadas de las pezuñas de las vacas. Cuando yo exclamé que había pisadas distintas o sea estaba convencida que eran de los camellos, mi mama me dijo no, son de las vacas.

Pero saben una cosa? Yo estoy convencida que eran las pisadas de los camellos!



Con este pequeño recuerdo de mi infancia, quiero aprovechar para desearles felices fiestas y un muy feliz año nuevo 2020.

Editado por Eliane Bösch

No hay comentarios: