MIS CUATRO LIBROS EDITADOS

MIS CUATRO LIBROS EDITADOS

lunes, 19 de octubre de 2009

EL BAILE por Eliane Bösch



Epoca Siglo XVIII - Lugar: Inglaterra. Se sorprendió cuando su padre, al volver de un viaje de negocios, le entregó una invitación para un baile, en el castillo Shelton. Se la había regalado un conde, a quien se la habían dirigido a su hija, pero como viajaban a Paris, ésta no podía concurrir.

- Ay papá, esto es muy lindo, pero no tengo ropa para ir a un baile tan distinguido...- exclamó Sheila, pero el en seguida le respondió:

- Pero sí... tienes el vestido del casamiento de tu hermana... -

Y así se solucionó el tema vestimenta. Su hermana menor le hizo un peinado muy estilizado y así quedó deslumbrante para ir a ese evento.

Al llegar quedó maravillada de la belleza de los salones y de las damas con sus mejores atuendos... los caballeros tan finos, mezclados con algunos uniformes rojos. Se sentía un poco perdida, pues no conocía a nadie. Quedó en un rincón, observando todo el movimiento. Empezó la música. A los pocos segundos, un caballero muy serio, la invitó a bailar. Cuando ella puso su mano en la de él, sintió su calor que le recorrió todo el cuerpo.

Cuando estaban formando los arabescos de la danza, el le preguntó su nombre. Al decirle, el le contestó diciendo que el suyo era William. Al terminar la melodía, se saludaron con la cabeza, aplaudieron a los músicos y Sheila no sabía que rumbo tomar, cuando el le dijo:

- si no tiene la próxima reservada, le pido la misma... -

Ella se sentía azorada, pero inclinó su cabeza, asintiendo.

Pasó la noche, con algunas interrupciones, pues el caballero se alejó varias veces para unirse a su grupo de amigos.

Cuando iba terminando la fiesta, en un momento de espera por la música, el le preguntó que haría al día siguiente. Ella contestó que iba a ir a la ciudad, para comprar un libro. Entonces, mirándola con sus ojos profundos le dijo:

- entonces, nos vemos en la librería, a la tarde, y la invitó a pasear por el bosque, cerca del lago -

ella titubeó... pero en seguida el continuó...

- mi nombre es Sir William Shelton, soy el dueño de este castillo...-

esto la abrumó aún más pero se animó y le dijo:

- yo soy Sheila Sundown y vivo en la granja del mismo nombre -

La cara de él no demostró nada. Se saludaron y ella se retiró rápidamente.

En viaje, ella pensaba que no podía ni siquiera soñar con volver a ver a este caballero, pues tal diferencia de casta social no podía acercarse.


Amaneció un día espléndido y Sheila decidió ir a la libreria. El libro lo necesitaba y secretamente esperaba ver a dicho caballero, sin demasiadas esperanzas.

Salió de la libreria, sin noticias, y empezó a caminar lentamente hacia el bosque. De repente sintió unos pasos varoniles que la alcanzaban. Y de pronto sí, allí estaba Sir William. Una reverencia y ambos empezaron a caminar y a conversar animadamente.

El futuro iba a decidir como seguiría esta pareja de distinto nivel social del siglo XVIII.

14 comentarios:

Sonia Cautiva dijo...

Hola, amiga no olvidada.
¡Qué lindo tu blog! ¿Ya te lo dije, no?
Hermosa la historia y su final, prometedor.
Un abracito
Sonia

Eliane dijo...

Gracias Sonia por tu comentario...siempre me agrada tu visita por mi blog!!!!

Fetabé dijo...

Hola Eliane me encantó la historia. Puedo imaginarme todo.
Y muy bello el blog, ya me hice fan.
Saludos y gracias por visitar mi blog.

Eliane dijo...

Fetabé gracias por visitarme tan pronto... y te seguiré!
Besos

Patricia dijo...

Eliane, una historia hiperromántica :-) Consigues que sueñe con esa época.
Me gusta esta parte:
''Cuando ella puso su mano en la de él, sintió su calor que le recorrió todo el cuerpo''. jejejeje!
Besitos.

Eliane dijo...

Patri,me alegro que te hago soñar...es tan lindo,poder soñar, evadirse...y después volver a la realidad.Te fortifica y te ayuda a continuar...
Besos

GRACHULA dijo...

que historia tan romántica eliane!!!!se viene la continuación???no nos dejes con la intriga!!!!!!!!
besosssss

Eliane dijo...

Graciela: Lo que pasa con mis historias, que son románticas, para que Vds.sueñen y se imaginan TODO lo que viene después...!jaja
Muchos besos

zarina dijo...

Estoy entrabdo varias veces... Quiero hacerme seguidora de esta maravillosa página. Un beso
Amalia Lateano
Gala
Zarina
http://amalialateano.blogspot.com

Luciana dijo...

Siempre imagino a Matthew en tus relatos, por algo es tu musa no?

Eliane dijo...

Amalia:Muchas gracias por tus palabras...
Luciana la idea de mis relatos es esa...imaginar a Matthew...todavia no leístes ninguno de los libros que te di en la "cumbre"? jajaja
Muchos Besos

zarina dijo...

Eliane: TESORO
Ya he colocado tu blogs entre mis preferidos
Muchos besos. Entro a diario a leerte .. Esta muy completa tu página.
Amalia

Fernando dijo...

Como dice Luciana, se advierte el elemento Darcy en los protagonistas masculinos, y en éste especialmente.
Me gusta el final abierto.
Gracias, Eliane.

Eliane dijo...

Fernando:Gracias por tus conceptos.Me agradan tus comentarios
Un abrazo