MIS CUATRO LIBROS EDITADOS

MIS CUATRO LIBROS EDITADOS

sábado, 28 de noviembre de 2009

Cuento autobiográfico de Navidad por Eliane Bösch


Todos los años cuando llega Diciembre, yo soy feliz armando el árbol de Navidad.A veces me he preguntado...¿porqué? Y tratando de psicoanalizarme (jaja) he llegado a la siguiente conclusión: he sido muy feliz en mi niñez, junto a los arboles de Navidad. Era la época (aquí deben recordar mi edad...!) en que los arboles no eran de plástico... sino pinos de verdad. Y las luces eran unos broches de metal que se colocaban en las ramas de los arboles, y adentro iba una pequeña velita que se encendía con fósforo... yo era muy pequeña y no recuerdo ningún incendio en casa, pues mi mamá era muy cuidadosa. Recuerdo los cantos de Navidad, entonados con toda la voz de mi papá, que me abrazaba y se reía conmigo. Recuerdo la nieve, esto sucedía en Suiza, y jugar con ella. Una vez, siendo muy chiquita, me asusté mucho pues golpeó Papá Noel la puerta y preguntó si esa nena se había portado bien. Al decirle mi mama que si, el dijo su JO JO JO entonces recibirá regalos! Esa voz profunda me asustó terriblemente...jajaja

Y a continuación quiero contarles un hecho que me sucedió (debía tener 4 años) y lo haré en forma de cuento:

Eliane vivía en Suiza con sus padres, en una casa de dos plantas. Dormitorios arriba y un salón muy grande abajo. Ella tenía la costumbre, todas las mañanas, al bajar, tirar por la escalera un acolchado de plumas, en el cual se quedaba jugando durante el día. Era la mañana de Navidad:

Eliane bajó como siempre y... quedó deslumbrada, al ver en un rincón del salón, el árbol de Navidad con sus velas encendidas. Al costado, mi papá sentado para ver mi cara, mi mamá a mi lado. Siguió mirando y en una mesita, ahí mismo, había UNA CASA DE MUÑECAS. Pero no era cualquier casa... la había fabricado mi papá de madera, la pintó de celeste y mi madre le compró: mesita del living redonda con mantelito al crochet, sus sillitas, pequeñas muñecas sentadas. En la cocina, una alacena también de madera, con latas que decían:Cacao - Sucre - etc. El baño estaba separado con una cortina de tela hecha por mi mamá. Y había alfombras y muchas cositas más...

Pero ahí no terminaba la cosa... al lado del árbol había un cochecito, también azul con una bella muñeca. Eliane se acercó, miraba todo, tomó el cochecito para hamacarlo ... pero totalmente muda! Entonces, mi mamá me dijo: - Y ? No tenés nada que decir? - Y ahí comprendí que debía decir algo... qué? Y no se me ocurrió otra cosa que decir, rascándome la pierna: - mami, me pica -

Risa de ambos y esa respuesta quedó para la posteridad.

Fin

20 comentarios:

angela dijo...

HOLA ELIANE!Es una belleza todo es sensillo,un placer leerlo recordando que esperamo NAVIDAD ,la fiesta mas bonita cuando todas familias se reune para pasar en otro año y celebrar nacimiento del ;niño Jesus; yo te deseuo mucho salut y que lo pase bien junto ha tu familia y a todos que esta alredeador de ti.
Un abrazo con cariño y un beso.

Eliane dijo...

Angela:muchisimas gracias por tus buenos deseos y quiero retribuirlos para ti, que lo pases en buena compañia y otra vez gracias por visitarme!
Un abrazo

GRACHULA dijo...

QUE LINDO ELIANE UNA NAVIDAD "BLANCA"
POR SUPUESTO QUE EN ARGENTINA NO TENEMOS NUNCA UNA NAVIDAD BLANCA.EL CALOR A VECES ES INSOPORTABLE.NUESTOS PINOS SON PLÁSTICOS!!JAJAJA
YO TAMBIEN ATESORO LAS NAVIDADES DE CHICA COMO LAS MÁS MARIVILLOSAS.LAS MESAS MUY LARGAS CON TODA LA FAMILIA REUNIDA.SIGUE SIENDO TRADICIONAL EN ARGENTINA LOS BAILES EN LAS CALLES EN LA MADRUGADA DEL 25 DE DICIEMBRE.CUANDO ERA CHICA ADORABA ESE MOMENTO.
BESOSOS

Eliane dijo...

Graciela: Si, son lindos esos recuerdos de la infancia...nosotros seguimos la tradición de encontrarnos la familia...se hace generalmente o para nochebuena o fin de año. Cada uno tiene sus compromisos familiares...pero es muy lindo. Por lo menos a mi me gusta!!!!
Un abrazo

Patricia. dijo...

¡Qué dulce ilusión la Navidad!
Creo que es la época más entrañable de cuando somos pequeños. Simpático tu relato. Suiza nevado tiene que ser precioso.
Besos Eli.

Patricia. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Eliane dijo...

Gracias Patricia por tu comentario. De la Suiza nevada tengo esos pequeños recuerdos de cuando era pequeña... pues después nunca más, hasta el año pasado que hice el viaje a Suiza, pero la nieve solo en las montañas, pues era verano. Gracias por tu visita. Un abrazo

Fernando dijo...

Claro que a los cuatro años Eliane no tenía nada que poder decir. El verdadero alcance de esos regalos se manifiesta muchos años más tarde, cuando ella tiene hijos, nietos y hasta una bisnieta. Y nos cuenta a los demás, que leemos en vilo, un cuento sucedido en aquella Navidad.
Entrañable, Eliane.
Un abrazo.

Eliane dijo...

Fernando:Gracias por tu comentario, me hicistes emocionar. Es como lo decis, con el correr de los años, uno aprecia estas cosas. Mis padres no recibieron un GRACIAS de mi parte, pero vieron que feliz que era jugando...la muñeca la usó mi hija...jajaja
Gracias de nuevo por tu comentario!
Un gran abrazo

zarina dijo...

Hola ELIANE: paseo por tus palabras y me regocijas a pesar de todo.
Muchos saludos desde esta parte del mundo.
ESTAS FECHAS TRAEN MUCHOS RECUERDOS...
http://amalialateano.blogspot.com
Amalia
GALA

Ana Márquez dijo...

Qué hermosa historia! Me recordó mi propia infancia, que no fuel del todo feliz (yo tenía una minusvalía, y los niños minusválidos sienten la injusticia de una forma más visceral, al menos me pasaba a mí), tampoco fue del todo triste. Pero doy gracias al Cielo porque las navidades siempre fueron amables y dichosas, y tengo magníficos recuerdos de ese tiempo. Gracias por refrescar mi memoria con la tuya. Un beso fuerte.

Eliane dijo...

Ana: Muchas gracias por tu comentario y espero que esta Navidad sea buena para ti!!!!
Un abrazo

Guacimara dijo...

Esos recuerdos de infancia son nuestros tesoros... y en este caso al tiempo es emotivo y divertido!
Nosotros tambien lo celebramos en família, trasladándonos casi 1000km para pasarla con mi abuela de 86 años, a la que tengo especial cariño.
Me llamó la atención que escribiste Cacao-Sucre. En catalán al azúcar también se le llama "sucre", que curioso!
Dulces deseos para esta Navidad.

Eliane dijo...

Si no me equivoco el catalán tiene mezcla con el frances y el "sucre" era azucar en francés. Sabrás que en Suiza se habla dialecto alemán, francés e italiano. Mi mamá hablaba el francés y mi papá el dialecto alemán... y yo hablaba todo, agregando el castellano al llegar aqui.Aprendí creciendo!
Un abrazo grande

Luciana dijo...

Hermoso recuerdo de la niñez, gracias por compartirlo con nosotros.

Eliane dijo...

Luciana: Me alegra que te haya gustado!
Besos

Graciela María dijo...

Esos recuerdos, son el motor que en momentos difíciles, nos dicen..."Vé, sigue adelante", porque te hemos amado, porque nos has amado...

Eliane dijo...

Graciela Maria:el amor entre padres e hijos es tan importante!!!!!
Besos

Anónimo dijo...

PERDON POR HABER ROTOESA MUÑECA ERA LO MAS PRECIOSO QUE VI EN EL MUNDO
ELISA G.BOSCH

Eliane dijo...

Hija, no te preocupes por la muñeca... había venido desde Suiza y aqui había pasado muchas mudanzas... en algún momento debía "morir"...
Me alegro que la pudistes disfrutar un tiempo!
Besos