MIS CUATRO LIBROS EDITADOS

MIS CUATRO LIBROS EDITADOS

viernes, 5 de marzo de 2010

TRANSCURSO SORPRENDENTE por Edith Michelotti

Para el Día Internacional de la Mujer, quiero hacerles conocer a una colega a quien admiro mucho por su trabajo. Nuestra amistad ha comenzado en los eventos literarios, donde he llegado a conocer su obra, la cual me parece muy especial...

Edith, en el año 2005 supo que tenía Hepatitis C y comenzó un año duro de tratamiento donde aprendió sobre las hepatitis virales. Supo que había vacuna para la A y la B, pero la C aún no tiene. Cuando aparecen los síntomas, puede ser tarde y su marcha silenciosa, termina en una cirrosis o cáncer.

Fue obstetra durante 43 años y al ver lo poco que se sabía sobre esta enfermedad, formó un grupo de prevención, llamado Hepatitis C - Rosario (ciudad de la provincia de Santa Fe, donde reside) y tiene una página: http://www.hepatitis-c.com.ar/ que pueden visitar.

Su slogan es:¿Tenés hepatitis B o C? ¿No? ¿Como lo sabés?

Las formas de contagio son: 1. Transfusión de sangre antes 1992 2.Compartir jeringas
3. Sexo sin precaución 4. Piercing, tatuajes, odontología, manicuria, sin la debida esterilización.



Y a continuación voy a transcribir algo que ella escribió y que me pareció muy interesante.

Se llama: TRANSCURSO SORPRENDENTE

De niños los cambios biológicos e intelectuales aparecen como extraños a los ojos paternales, a medida que van sucediendo.

La pubertad evolutiva confunde a los mayores. El joven opina casi como adulto, desobedece, empieza a crear su futuro. Se manifiesta en disciplinas variadas asombrando con múltiples virtudes. Todo parece querer abarcarlo. Incursionar es su estilo. Vive excitado.

La vida lentamente le va poniendo "techo" y el joven adulto continúa desechando y adquiriendo conocimientos que lo van transformando en ese constante aprender.

Casi mágico. Pasos agigantados para adelante, caídas, sinsabores, inmensas alegrías. Todo parece darse cita en la vorágine vital.

Aparece el amor que desilusiona, duele o exalta.

El hombre busca rumbos. Alcanza metas, fracasa en otras. Cambia

Constantemente cambia. Modifica objetivos, estudia, lee, se emociona. Va descubriendo la vida.

Busca la convivencia con su par en paz y armonía. Quiere hijos. O no.

Quiere tener una profesión, un trabajo, un estilo. Organizar su economía con las posibilidades reales , ordenar una familia propia, madurar. Amar, disfrutar su sexualidad a pleno, viajar.

Un magno abanico de posibilidades está en oferta ante sus ojos si la buena suerte se suma un poco en el trayecto.

Y llega a ser adulto "grande", encaneciendo lentamente, pisando heroico la cima de sus aptitudes.

Aun así sigue siendo difícil el camino emprendido. Atrás va dejando padres, abuelos, amigos que partieron de una u otra forma. El cementerio empieza a ser ese lugar apto para llevar una flor.

El médico es el personaje de consulta anual. Comienza lentamente a tomar pastillas, regular comidas, realizar ejercicios aconsejables.

Las canas y las arrugas le recuerdan su peregrinar, en cada encuentro con el espejo. El amor se vuelve esquivo, difícil, complicado. Las exigencias son mayores. Todo empieza a costar un poco más.

El hombre sigue El acúmulo de vida lo ha enriquecido a niveles insospechables. Casi sin darse cuenta comienza a devolver con sabiduría el tesoro único y exclusivo que encierra. En cada paso, en cada acción sobresale su madurez exquisita. La desparrama por doquier. Quiere, necesita seguir aprendiendo, ahora más que nunca, porque sabe lo mucho que no sabe.

¿Sorprende? Quizás a los más jóvenes que un tanto distraídos alcanzan un día a darse cuenta que el "viejo" aún asombra. Porque está vivo, porque sigue creciendo hasta el final.

Porque sólo estará muerto cuando muera. Y aún así no desaparecerá. Su genética quedará enclavada junto al recuerdo de aquellos que lo conocieron bien



Edith Lucia Michelotti

22 comentarios:

Abuela Ciber dijo...

Eliane:

Se que valemos los 365 días del año, pero hoy 8 de marzo.... tengo el placer de visitarte.....

Cariños


No nos convertimos en Mujeres con el nacimiento,
es la vida la que nos enseña a ser Mujer.
Simone de Beauvoir

Eliane dijo...

Gracias Abuela Ciber...es cierto... la vida nos enseña a ser mujer! Gracias por tu visita y mucha suerte! Besos

Poetiza dijo...

Feliz Dia de la Mujer. Fue un gusto leerte. Te dejo saludo y beso, cuidate.

Eliane dijo...

Poetiza:Gracias por el comentario... y feliz día para ti también! Un abrazo

Fernando dijo...

El arduo camino de la vida: creciendo, aprendiendo, enriqueciéndose (y enriqueciendo a los que vienen por detrás), luchando...
Un texto modelo de vida.
Abrazos, Eliane.

Eliane dijo...

Fernando: A mi me pareció muy bueno el texto, por eso lo puse. Te agradezco tu comentario
Un gran abrazo

Graciela María dijo...

¡Muy interesante Eliane! Gracias por incluirlo

Eliane dijo...

Graciela Maria: Gracias por la visita! Un gran abrazo

Sonia Cautiva dijo...

Eliane: Comparto y me place el texto sobre Edith Lucía, ella como tantas otras hacedoras de mejor estar, merece que la coloques como la musa en el día de la mujer.
Mujeres que con la mano en el hombro del varón se nos hace más fácil la tarea y la vida, y sin su apoyo también sabemos andar solas.
FELIZ DÍA MUJERES!!!!

Eliane dijo...

Sobia: Gracias por el comentario! Y feliz dia para tí también! Un abrazo

Patricia. dijo...

Hola Eliane. No sabía todo eso de la Hepatitis C... sólo sabía que era la más peligrosa.
Qué bello relato, un gran recorrido a la vida, me gustó, sí señor!
Besos.

Eliane dijo...

Patricia: me alegro que te haya gustado el post...lo de la Hepatitis C, aqui, también hay mucha gente que no sabe nada de ella...espero que haya dejado de nevar y puedas hacer ese viaje con éxito! Suerte! Un abrazo

angela dijo...

Que regalo tan bonito para tu amiga , escribir sobre hepatitis es interesante ,nu lo se mucho de eso pero cojo la direccion y puedo visitarla, gracias por descansar en mi jardin.
Te deseo salut y escribir mucho mas de tiempo que lo has vivido.
Un forte abrazo.

Eliane dijo...

Angela:Gracias por tu visita y estoy segura que a Edith le va a gustar que la visites en su web.
Gracias por tus buenos deseos...
Un gran abrazo

Paula Olivieri dijo...

hola Eliane, pasé a leer y a visitarte, mas que interesante lo de esta mujer... y por cierto muy feliz día de la mujer!:D que estés muy bien, te mando un abrazo :)

ROSA G.C. dijo...

¡Que bonito transcturrir por la vida!
Besos
Rosa.-

Eliane dijo...

Paula: Hola...me alegro que te gustó mi post...y felicidades para ti también! Besos

Rosa: me alegró tu visita!
Besos

Ana Márquez dijo...

Toda una lección de vida y fortaleza.
Un besazo, Eliane.

Eliane dijo...

Ana: Gracias por tu comentario.
Muchos besos para ti

Abuela Ciber dijo...

Que pases un buen domingo!!

Cariños

Eliane dijo...

Abuela Ciber: Muchas gracias, igual para ti!!!!!
Besos

Anónimo dijo...

Recien hoy pude leer detenidamente el
texto,y estoy totalmente deacuerdo
con el transcurir por la vida.
La admiro mucho a Edith,por ser tan
buena persona y excelente maestra de la vida.

Cariños ELISA G.BOSCH
(la hija de
Eliane)