MIS CUATRO LIBROS EDITADOS

MIS CUATRO LIBROS EDITADOS

jueves, 1 de julio de 2010

ENCUENTROS SORPRESIVOS,BAJO LA LLUVIA por Eliane Bösch

Bueno como mis últimos cuentos cortos,son un poco largos, he decidido ponerles este que es del siglo XVIII. Espero les guste. Para la próxima pondré el siguiente en dos partes.-



El titulo: Encuentros sorpresivos, bajo la lluvia.



Siglo XVIII – Inglaterra. Ella era una muchacha muy alegre, muy franca, demasiado según decía su madre..Ella le decía que con esa franqueza no iba a conseguir marido…pero a Helen no le interesaba pues ella quería estar enamorada, del que fuera a ser su esposo.

A causa de la madre, tuvo que ir a comprarse un vestido pues la semana siguiente había un baile en el castillo de los Canterville, y ella no podía faltar, según su progenitora..

Cuando volvía en el carruaje hacia su casa, después que empezara a llover, tuvieron que parar pues una rueda estaba floja. Ella quedó esperando la solución en el mismo, cuando otro carruaje los alcanzó. El cochero preguntó que sucedía y al saber que había una pasajera, habló con su amo y este descendió, acercándose y le dijo a Helen:

- srta .para que no se quede tanto tiempo esperando, yo puedo llevarla hasta su casa. Me llamo Robert. – Ella lo miraba, ( como se estaba mojando), y aceptó de buen grado. La ayudó a subir y el cochero le alcanzó la caja de su compra. Ella al acomodar la misma, le pareció que debía explicar que llevaba allí:

- es el vestido que compré para ir al baile del castillo…mamá quiere que vaya para ver si consigo marido…jajaja – El se sonrió, y se acomodaron para seguir el viaje. Empezaron a conversar normalmente y el le dijo: -No crea que es solo preocupación de su mamá… la mía también se preocupa por mi! - y ambos rieron!
Al llegar el le alcanzó la caja del vestido, la miró risueño y le deseó suerte en la empresa, encomendada por la madre.
Ella entró muy alegre, sonriendo y con la imagen de esta persona en su retina. Y su cerebro andaba a mil…y siguió así por varios días.

El día del baile, con su vestido nuevo y un peinado muy estilizado, salió con sus hermanas y madre, en un carruaje abierto, pues hacía mucho calor!

Al rato de llegar, vio a la anfitriona, lady Canterville , recibiendo a los invitados, y a su lado, ¿quién estaba? Pues si, Robert, que en cuanto la vio, le sonrió e inclino su cabeza en un saludo muy refinado. Ella quería reír a carcajadas, pero con disimulo le hizo una reverencia… La anfitriona presentó a su hijo, con mucho orgullo. Se veía que presentaba su “mercancía”, en cambio la madre de Helen, presentó a sus tres hijas…escondiendo su interés!

Al rato empezó la música y todos miraron a Robert. Este, después de una mirada de su madre, se dirigió a sacar a bailar a… Helen!
Las primeras palabras fueron:

-así que también en busca de candidata? .- - sí ambos tenemos la misma obligación…- Pero los dos estaban de acuerdo en que si no se enamoraban, no se iban a casar a pesar de las madres…pero les divertía estar juntos, entonces… siguieron así toda la noche!

Al retirarse y subir al carruaje, Helen sintió que alguien le tomaba de la mano para ayudarla a subir. Era Robert y se la sostuvo unos segundos muy fuertemente.

A la semana siguiente el tuvo que ir a Londres por negocios y al volver, a la tarde, miraba la campiña verde, con sus ondulaciones, y…todo bajo la lluvia intensa! Esto le hizo rememorar el encuentro, cuando sorpresivamente, se adelantaron a una mujer que caminaba en la lluvia, completamente empapada. Hizo parar el carruaje, y cuando vio que era Helen, se bajó en seguida, pidiéndole que subiera. Pero ella se negaba pues estaba completamente mojada… pero el la arrastró y la obligó a subir. Ella tuvo que sostener su pollera que le pesaba mucho y se acurrucó en un rincón para no mojar todo. Le explicó que había salido a caminar y no notó que se aproximaba la tormenta.
El se sacó la capa y se la colocó sobre sus hombros…y cuando trataba de secarle el cabello, un movimiento del coche lo acercó mucho y al quedar sus labios tan cerca… terminó besándola suavemente primero, y luego con pasión. Y ella… era feliz! Al fin se miraron y el le dijo:

- te amo… desde que te vi por primera vez! No te he podido sacar de mi cabeza desde entonces… quieres ser mi esposa? – ella le sonrió y le dijo: - y… ¿que le decimos a nuestras madres? Que haremos un sacrificio por ellas y¿ nos casamos? – y los dos rieron a carcajadas, continuando con nuevos besos.

Y así lo hicieron. ¡ Las madres muy contentas!


Escrito y editado por Eliane Bösch

9 comentarios:

María Emma dijo...

Eliane ¡Sos la reina del romanticismo!!! ¡es increíble!! Conociendote una ya sabe cómo será el final, aún así lo aguarda ansiosa. Me encanta jajaja

Eliane dijo...

Maria Emma: Siempre fui muy romanticona... me alegro que te haya gustado! Besos

Abuela Ciber dijo...

A el amor ....el amor, me es grato leerte me evocas juventudes!!!!!

Te felicito por la biznieta!!!!!!!!

Cariños en n abrazo afectuoso

Scarlett O¨Hara dijo...

Al final todo el mundo sale ganando, lo unico que espero es que ese Robert sea muy guapo, yo por lo menos me lo imagino asi. Besos y espero la siguiente parte.

Eliane dijo...

Abuela Ciber:Me alegro que mis cuentos te traigan lindos recuerdos! Gracias!
Un gran abrazo

Scarlet, claro que Robert es muuuy guapo! jajajaja Gracias por tu visita!
Un gran abrazo

Abuela Ciber dijo...

Gracias por tus sentires y palabras que me hiciste llegar.

Recibe mi incondicional afecto.

Elizabeth dijo...

Awww! pero que romantico!! Robert todo un caballero para con Helen, y claro, las tipicas madres que buscan que sus hijos tengan buen provecho embes de sentimientos mutuos con el futuro o futura conyugue, en algunas culturas en la actualidad, eso se sigue dando, pero agradezco que mis Padres no sean como en aquellos tiempos, aunque claro, tengo una amiga que me busca novio a como de lugar! yo tranqui soñando con Fitz como muchas otras! jejejeje

muchas gracias por responder a mi comentario =) y no se preocupe porque como vamos, cada una deja un testamento en el blog de la otra! jaja es como un "mano a mano"

espero se encuentre bien y que disfrute el fin de semana!

bye!

Patricia. dijo...

Eliane, la dulce Eliane. Me esperan amores dulces y soñadores con tus libros, todo un placer.

Mira, en esta ocasión no pensé en MM... ooooh! Es que vas y pones el nombre de Robert y enseguida pensé en Pattinson, fue por tu culpa, jejejejeje! :-D

Besos.

Eliane dijo...

Elizabeth:Me alegro que te haya gustado mi cuento...y vos segui esperando que algún Fitz o algo parecido, habrá para vos... ten paciencia! Besos

Patricia:Espero que la pases bien con mis libros y obvio, espero los comentarios sobre los mismos...
Y esto que hayas pensado en otro que no era MM, por mi está bien... el próximo cuento va a ser uno inspirado en mi otra musa Hrithik... jajajaja y veremos en quien piensas cuando lo leas!
Besos